El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...


CAPITULO I
Edimburgo, 1836


Las pezuñas de los caballos repiqueteaban en las calzadas al compás de la lluvia mientras guiaban a los elegantes carruajes a través de las calles .El humo de las fábricas se alzaba entre los edificios haciendo que el cielo tornara en un color grisáceo, mientras las nubes oscuras y amenazadoras de una gran tormenta se cernían en lo alto del centro de la ciudad. Las calles estaban atestadas de gente andando de un lado para otro, carruajes que iban y venían, pequeños puestos ambulantes que trataban de no mojarse, gente pidiendo por las calles e incluso muchachas ligeritas de ropa ofreciendo un poco de calor corporal. La época victoriana era sin duda una nueva centuria de cambios, donde la ley ya no ejecutaba a la gente por brujería o por robos. Era frecuente ir a la opera y a grandes teatros del momento, los temas paranormales de fantasmas, locos y brujas atraían a grandes multitudes, pero sin duda no todo era bonito. La prostitución era algo constante en los barrios más pobres, o a la salida de algunos bares donde pudieran obtener clientela fácil.


13 de marzo de 1836
20:00 p.m. Bedlam Theater

Las masas se acercaban a las puertas principales del gran teatro con sus entradas en la mano. Un nuevo espectáculo acerca de lo sobrenatural y la hipnosis había convocado a algunos de los más curiosos de la ciudad. En su mayoría de la clase alta, aunque algunas familias de clase media pudieran permitírselo, pero aquellos vestidos y joyas que se veían obligados a llevar era algo que estaba muy por encima de su alcance.

Un carruaje se aproximó con paso ligero y paro en seco ante las puertas mientras los caballos relinchaban.

- so, so - dijo el cochero mientras daba unas palmaditas en el lomo de los caballos - buenos chicos.

El cochero descendió rápidamente del asiento y abrió la puerta del carruaje sosteniendo un paraguas en su mano derecha. Un hombre alto y de buen porte descendió con su ayuda. Llevaba un traje color crema, con una chaqueta de lino del mismo color de la que sobresalía una pechera de color blanco. Todos los detalles y bordados, incluidos los gemelos, eran de color oro. El pelo le caía por la espalda recogido en una elegante coleta para impedir que sus rizos rubios le estorbaran en la cara. Inmediatamente detrás descendió una muchacha de lo más hermosa. Con un vestido de color burdeos abultado por la cantidad de enaguas que llevaría debajo de este y totalmente ceñido al cuerpo, el corsé hacia que sus senos estuvieran realzados y todo el hilo satinado del vestido hacia que reluciera entre la lluvia. Llevaba el pelo castaño recogido en un perfecto moño, con varios bucles cayéndole alrededor de la cara. Su tez blanca y sus mejillas y labios rosados eran envidiables. Y aquellos ojos almendrados la daban cierto toque de timidez y picardía al mismo tiempo.

El cochero los cubrió con el paraguas hasta la entrada del teatro.

- ¿desea algo más mi Lord? - dijo con una inclinación de cabeza
- No, todo esta bien así. Puedes retirarte Fliz.
- Gracias mi lord, ¿desea algo la señorita Suzanne?
- No Fliz, gracias. Vete a casa.
- Gracias - volvió a inclinar la cabeza y se retiro de nuevo hacia el carruaje.

Lord Willens era uno de tantos ricos que vivía sin preocupaciones en una lujosa casa con criados y doncellas a su cargo. A pesar de rondar los cincuenta años seguía teniendo un toque de masculinidad en la cara que le daba un aire de elegancia y sensualidad. Su hija Suzanne era lo más importante para él. Pero seguía sin comprender porque se interesaba tanto en los temas espirituales y ocultos, de todos los defectos de su madre, había heredado uno de los más molestos en su opinión. Había conseguido convencerlo de que fuera con ella al teatro, pero él solo quería lo mejor para ella y que encontrara a un buen marido, y sin duda alguna, Gerard era un buen pretendiente. De buena cuna y con unos padres igual de ricos. Ya habían discutido cientos de veces el tema, pero Suzanne siempre conseguía eludirlo.

- Fíjate Suzanne, Gerard se ha puesto uno de sus mejores trajes. ¿Verdad que es elegante? Creo que hacéis una pareja perfecta.
- Claro papa. – dijo con un tono seco de ironía - Gerard es impresionante y de buena clase. Pero no nos entendemos.
- Ya estas otra vez con eso. ¿Es que no vas a darme el gusto de verte casada con él?
- No lo creo.
- Suzanne, por favor. Pon los pies en la tierra.
- Se muy bien donde estoy. En una ciudad horrible llena de pobreza y en la que solo las clases altas tienen poder, parece mentira que la época haya cambiado y sin embargo sigamos teniendo tantos prejuicios con todo.
- Por el amor de dios, Suzanne. Basta ya. ¿Has tenido algún problema a lo largo y ancho de tu vida?
- No – dijo suspirando. Y ese era su problema.

7 comentarios:

¡Me ha gustado mucho!

Me encanta la época victoriana (aunque el barroco me tira más) y la trama tiene bastante buena pinta. Creo que Suzanne me va a caer bien jejeje

Esperaré espectante la continuación.

Está muy bien escrito Shey, las descripciones son increibles, es como estar allí, sumergido en ese mundo. yo tambien estoy deseando leer la continuación. bss.

¡Suzzane me cae muy bien! Muy buen comienzo. Síguela Sheyyyyyy

pues a mi me cae bien el conductor del carruaje XD ha sido amable con los caballos

como lo dejas así?????

pues la victoriana es mi favorita de las postindustriales.
Siempre me ha gustado mucho como describes las cosas Sheyla, los detalles consiguen que lo visualices todo a la perfección.

Me gusta me gusta, me alegra que te animes a escribir algo largo ^^

Gracias por los comments chicas ^^ me alegro que os haya gustado.

A mi la época del barroco también me gusta, pero casi me tira más la victoriana.

Pues la historia ya la tenía por ahí empezada desde hace meses, pero la deje un poco abandonada, asique haber si ahora la continuo ^^

Si continúala!!! Pinta muy bien, y la verdad es que me gusta mucho la forma en que narras. ^^

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: