El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...

Eiszeit-II

Mis pasos son ligeros y se posan en el manto nevado sin llegar a hundirse. La estrella del norte me guiará hacia mi ciudad natal si la sigo, he de seguirla… aunque preferiría no hacerlo.
En pocos minutos el mundo se torna tan negro que ni el resplandor de las estrellas consigue mitigar la sensación de vacío. Está oscuridad basta puede hacer perder el sentido. A muchos les resulta insoportable, no ves el horizonte y te sientes como si estuvieras suspendido en mitad del infinito. Pero esa sensación me resulta tan agradable como estremecedora, no importa cuantos viajes haga, jamás dejaré de sentirla.Quizá si soy extraño como dice
Sosna o especial como dice mi mamke. No lo se... No quiero saberlo, a veces me dan miedo mis propios pensamientos y las visiones que tengo. Quizá por eso prefiero caminar entre el helor y dejar que mi mente se vacíe y no haya más.
Así que estiró la mano y señalo hacia la estrella del norte con la palma. Invoco una pequeña estrella de hielo y la envío flotando unos metros por delante de mí para tener una referencia fiable en esta noche de luna negra.


Pero esta noche será terrible, lo siento en cada poro de mi piel. Noto como se me eriza el bello prediciendo lo que sucederá.

Los demás creen que soy un loco suicida.
Sosna y mamke ya no dicen nada, tan solo muestran un ligero alivio cuando ven que vuelvo a casa vivo.
Estamos en
eiszeit, la peor época del año. Cuando los vientos son más violentos, las nevadas más intensas y las heladas más destructivas. Y nosotros los eisze, los seres del hielo, huimos a refugiarnos en ciudades de cristal.

Mis ojos dispares se entrecierran cuando notan el primer golpe de aire helado, es ligero comparado con lo que vendrá, pero consigue echarme la capucha hacia atrás.
Camino un poco más, el poco rato que he estado parado ha hecho que se posará unos
montoncitos de nieve en mis hombros, no me molesto en sacudirlos, caen por si solos mientras me muevo.
Mi pequeña estrella de hielo flota
vacilante en la negrura. El viento la mueve de un lado para otro.

Noto como mis pasos se aceleran, me muevo al son del viento cuya velocidad comienza a aumentar, su azote se hace más fuerte, empieza a flagelarme con su
frío cortante como un cuchillo. La nieve me da fuertes golpes en el rostro y no puedo evitar sonreír. Mi cabello plateado parece tener vida propia gracias al viento y flota en todas direcciones,
Mi sonrisa se hace más ancha, estoy casi ciego por la ventisca que casi me corta la piel.
Esto es el
eiszeit y a mí se me dispara la adrenalina en mitad de estos elementos destructivos.
Estoy loco, pero comienzo a correr contra la tormenta de nieve, no veo nada, pero no puedo parar de reír eufórico. Noto como mi estrella de hielo se rompe en mil pedazos por la fuerza del aire.

No me importa.

Solo corro,
río y me regocijo por los latigazos del frío. Así es como me siento libre.
Nadie puede entenderlo, solo creen que estoy loco mientras se esconden y viven día a día lo mismo.

Puede que algún día no vuelva a casa, que quede enterrado bajo el hielo. Me convierta en una estatua helado o incluso pierda el pigmento y regrese a una
novida como un redivivo.
Pero no me importa.
Ahora estoy sordo, ciego y mudo, la tormenta amortigua mis sentidos. Aun así no puedo evitar correr con todas mis fuerzas y gritar de júbilo.
El desierto de hielo es cruel,
eiszeit es cruel. Pero yo los amo y abrazo.

La violencia de la ventisca de nieve se agudiza rápidamente, ya no puedo correr, solo forcejear. Lucho para avanzar mientras
río como un desquiciado.
Quizá muera esta noche. O quizá…

¿Crees en el destino? ¿Crees que hemos nacido para algo en este mundo? ¿Qué tenemos un motivo y un fin?
Yo jamás lo había creído, pero cuando el suelo de nieve cede bajo mis pies y caigo hacia un profundo pozo de oscuridad, más que sentirme perdido, me siento salvado.
Aquella tormenta se iba a convertir en algo de fuerza apocalíptica y yo, una insignificante mota de vida, había pretendido luchar en lugar de buscar refugio.
Así que me dejo caer dolorosamente por la lengua de hielo hacia la desconocida tiniebla que me aguarda. Las estalagmitas de cristal de hielo me golpean y hieren. No puedo ver nada mientras me deslizo, pero noto la sangrienta humedad de las heridas. Aun así nada es peor que el golpe al aterrizar sobre la dura roca. Casi puedo oír como mis huesos hacen
crack.
Me quedo estirado y en silencio. Mi bolsa sigue sujeta a mi brazo izquierdo por una de las coreas, que suerte…

Levanto con esfuerzo una manos y la acerco a mis labios, exhalo mi aliento sanador y lo reparto por las heridas abiertas para que se cierren.
Agudizo el oído mientras recupero fuerzas.
Se oye el siseo lejano de la tormenta por el agujero por el que he caído, también puedo oír los
drip drip del agua que gotea de las estalactitas. Por lo demás hay total silencio.
Sé que estoy a bastantes metros bajo tierra y sobretodo lo noto en la temperatura, mucho más cálida que a lo que me he acostumbrado viajando a la intemperie.

Me duele todo mientras me incorporo para sentarme y aprieto los dientes, pero nunca he sabido estar sin hacer nada. Así que busco a tientas en mi bolsa el tarro de lucilos y lo abro con cuidado. Creo una estrella de hielo y la impregno con ellos, pronto se ilumina de modo cegador.
Mis ojos parpadean con fuerza para acostumbrarse a la repentina luz, que me muestra la
impresionante gruta de roca gris y cristal irisado en la que me encuentro.
La naturaleza puede crear cosas de belleza
arrebatadora.

4 comentarios:

Leido por segunda vez y siempre me parecerá asombroso! Un relato conmovedor!

jeje, estoy de acuerdo con la Felina! ^^ lo leo y lo vuelvo a leer y me fascina!

te ha rimado!! jajaj

Es una historia lenta pero profunda. Hace que conectemos con el personaje como si fueramos nosotros mismos ^^

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: