El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...




Eiszeit-V

Vuelvo a estar en el desierto blanco.
Mi hogar…
Inhalo el aire helado y me resulta vigorizante. Ahora soy consciente que el interior de la gruta estaba viciado por el tiempo que llevaba el aire encerrado.
El frío hace que la nariz y los pulmones me escuezan de modo placentero, pero no puedo evitar volver a mirar el agujero que he abierto a través de la nieve y pensar en lo que hay allí abajo.
Me inclino hacia él, pero solo veo oscuridad.

Descansa en paz…

Pateo la nieve de nuevo hacia el agujero y no paro hasta que está totalmente tapado y aplanado de modo que no pueda diferenciarse del resto de superficie nevada.
Ahora me resultará totalmente imposible volver a encontrarlo, incluso para el azar sería una gran hazaña volver a llevarme a este lugar y que la nieve estuviera tan blanda como para volver a caer por él. Nunca más la veré.
Descansa en paz.

Casi puedo sentir el contacto de los pocos centímetros de piel que he tocado, intento quitarme el recuerdo de la cabeza. No es algo bueno.
Aun queda una hora para que se haga de noche, pero me siento lo suficientemente descansado como para comenzar a caminar ahora. Solo debo comer algo, ya que soy consciente que no he comido nada en un día.
Una comida diaria para los que viajamos por el desierto blanco es suficiente, pero ninguna…es peligroso.

Quiero alejarme del lugar del agujero antes de comer, pero sé que la debilidad es un riesgo innecesario. Así que camino lentamente hacia el ocaso mientras busco en mi bolsa la cecina y la grasa de oso. Mastico distraídamente sin dejara de andar, siendo vagamente consciente de su sabor.
La nieve cruje, pero por lo demás todo está silencioso. Parece casi imposible que anoche se desencadenara una tormenta infernal. Pero así es el eiszeit, no puedes esperar nada constante.
Bebo algo del agua de mi odre aislante y me meto en la boca un par de tabletas de calcio.
Ahora puedo afrontar toda una noche de caminata sin problema. No miro atrás y vacío mi mente.
Pero siento cierto pesar y froto las yemas de mi mano derecha.

La temperatura baja mientras el sol frío se oculta lentamente, puedo mirarlo sin sentir dolor. El cielo se oscurece y toma los colores violáceos y añil del crepúsculo.
Pienso en Sosna y mi mamke, ellas jamás han salido de la ciudad, jamás han visto lo que veo yo, jamás se les ha encogido el corazón por esta belleza.
Sus corazones se han vuelto trozos de hielo insensibles, a pesar de usar el fuego y vivir en su refugio de cristal azulado. Son redivivos que no han muerto.
Pero yo sé que estoy vivo, mi corazón bombea la sangre espesa que corre por mis venas azuladas. Siento como fluye por todo mí ser.
Yo, estoy vivo.

Vuelvo a frotar las yemas de los dedos, su tacto se pierde poco a poco. La prisionera del lago quedará en el olvido para siempre.
Es lo mejor.

El último rayo de sol se pierde tras el lejano horizonte y el frío se vuelve tan agudo como el filo de una espada de diamante.
Con una sonrisa me coloco el pelo tras las orejas y me pongo la capucha blanca. Ya vuelvo a ser uno con el mundo, nada ni nadie puede verme, soy un fantasma de nieve. Pero sé que dentro de mí mi corazón late con fuerza.
Nada más importa.

Pasan las horas y solo puedo sentir el silbido del viento colándose por la capucha, el ligero crujir de la nieve a mi paso y la estrella que he creado para que me guíe cuando el mundo se ha tornado negro y los puntos cardinales han desaparecido.
Pero algo rompe la armonía. Un aullido gutural se eleva en las distancia, no es un sonido alentador. Los devoradores están lejos, pero eso es solo en apariencia.
No dejo de caminar y tampoco varío el ritmo, aun así me agacho para tomar mi estilete de diamante y ponerlo en el brazal izquierdo donde estará más accesible. Solo por si acaso.

Cuando el amanecer está cercano, ya he encontrado el lugar perfecto para descansar.
Una pequeña elevación de roca gris rodeada por arboles raquíticos, muertos, helados.
Toco uno de ellos y su tronco es tan duro como una piedra. Pienso en como debió ser este lugar hace miles de años. Cuando el color lo cubría todo y estos árboles estaban vivos. Cierro los ojos y mi mente recuerda sueños que olvido cuando despierto, son pesadillas para los eisze, pero me dejan una sensación hermosa y eso me estremece.

Me siento sobre la roca y apoyo la espalda en el tronco de uno de los árboles. Acerco a mi estrella y la desintegro de un toque. No he vuelto a oír el aullido, pero descanso en duerme vela para estar atento.
Algo me sobresalta horas más tarde. Un pequeño movimiento que tira de mi bolsa.
Abro los ojos y río al ver el pequeño ser que pretende robarme.
Se asusta y corretea de vuelta a su madriguera, no había reparado en ella al llegar. Se queda en la entrada y me observa con sus ojos vivarachos.

No es la primera vez que veo a estos roedores, pero siempre me sorprende ver su pelaje colorido. No entiendo como la naturaleza les ha convertido en una señal perfecta para los depredadores, de todos modos ellos sobreviven y existen en sus pequeñas madrigueras cavadas en la nieve, haciendo túneles hasta la tierra y buscando raíces.


Sé que tengo raíces en mi bolsa, tomo un pedazo de una y se la ofrezco. No se acercará para cogerla, olfato y estira la cabeza en su dirección, pero no es tan estúpido. La tiro con delicadeza cerca de él. Me mira con desafío, casi como si pensara que es una trampa, con la celeridad de sus cortas patitas corretea hasta ella, lo coge y desaparece de mi vista por la entrada de la madriguera.

Has tenido suerte que tenga comida, sino te hubiera cazado. Como he hecho tantas otras veces.

Continuará...

5 comentarios:

Como ya te dije cuando lo publicaste en Crystallus ¡¡Es fantástico!! Me tienes enganchada.

Si no supiese lo que pasa en los próximos capis me desesperaría Muahahah

Qué monada el ratoncito *_*

la escena con el roedor me recuerda al programa de el ultimo superviviente.
Ha tenido suerte el bichejo de k no fuera Bear Grylls XD

Me encanta la escena con el roedor xD Es super gracioso, le da un toque de humor a la historia ^^

Me encanta leer esta historia e imaginarme a mi misma en ese paísaje nevado *.*

wow, como ya te he dicho adoro como escribes, me da escalofrios :D
pobre ratón, le da de comer, pero si no tuviera comida se lo comeria u.u que cruel es la vida.
Espero el proximo capii! :D

¿Qué más puedo decir, si ya lo han dicho casi todo?

Me encanta el roedor, es una ricura ^^ Esperemos a leer más, que tengo ganas de leer lo nuevoooo! jijiji

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: