El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...



Acto 3

El telón, como con cada actuación, se abre para que los ojos invisibles que lo observan vean la siguiente escena. Raudo retira sus telas para dar a conocer un hermoso jardín, donde una bella mujer está tumbada en la fresca hierba, con su abundante cabellera tapando sus curvas. Canta con voz alta pero mesurada, alcanzando tonos agudos, una dulce sinfonía que el oído humano no podría escuchar. Rehúye de las sombras dejando que los cálidos rayos del sol la bañen con su pureza, dorando su exquisita piel, pero ella está cubierta de noche, ella repele al sol.

Su blancura es hermosa y su canto parece el de las sirenas, pero los marineros son sustituidos por todo tipo de animales, grandes, pequeños, rojos, verdes…que escuchan con atención. El aria es repetida cada mañana de sus vidas, después de que la mujer despierta de su sueño. Su voz destila candidez y una seductora embriaguez invade a quien la escuche, quedando prendados de su cántico. A su lado duerme un hombre, de cuerpo bien formado, estilizado, atrayente, que despierta al escuchar las primeras notas que salen de su amada, su única mujer. Una sonrisa acude a sus labios cuando sus ojos al fin alcanzan a vislumbrar su contorno, su bien formado cuerpo, refulgente de curvas que la cubren por completo. Observa como el aire, invisible, hace ondear su melena haciendo que parezca el mar tempestuoso teñido de rojo.

Carantoñas enmarcan la escena mientras el ángel maldito los espía. Su mente hierve con ideas de conquista, con ideas de pasión, observando como su objeto de deseo es alterado por manos ajenas y no consigue evitar dos sentimientos tumultuosos que le invaden de golpe. Uno de ellos es la pasión, el deseo, el que más hondo cala dentro de su propio ser pero al que intenta encerrarlo en una jaula para que no volver a ver. El segundo de ellos es nuevo, nacido del anterior, uno que la humanidad acunará y hará crecer con cada generación, los celos lo corroen por dentro haciéndose un hueco en sus pensamientos. Incuba en su alma el huevo que eclosionará en el momento propicio.

Interrumpe Dios el amanecer del día para mandarles como cada mañana a que disfrutasen la tierra y gozasen de sus libertades, más esa misma fecha daría lugar a la única norma que se les impondría y que deberían acatar por encima de todo. Lucyfer, el ángel de alas negras, se esconde tras la niebla, tan espesa que puede tapar su negra hermosura y observa mientras una brecha se abre en su interior y un brote de esperanza reluce tan fuerte como el sol.

- Adán, primer hombre del paraíso; Lilith, primera mujer del Edén. Hoy debo pronunciar vuestros nombres, hoy os voy a imponer una norma que deberéis cumplir el resto de vuestra eternidad. Vuestra fe en vuestro único Dios os dará fuerzas para acatarla. ¿Veis aquel pequeño árbol? Dará una flor como su fruto, tan hermosa que eclipsará la belleza de vuestro alrededor, tentándoos a cometer el pecado de tocarla, el pecado de admirarla. Su simple presencia emana un aire pegajoso que hará que deseéis estar con ella como una planta carnívora atrae a sus presas.

Vieron esa planta de la que su Dios hablaba, de hojas verdes y afiladas espinas, con unos frutos que rayaban la divinidad. Lilith se dio cuenta que del cuerpo de la planta emanaba un suave llanto, melancólico y cargado de una hermosura que la atraía más de lo que deseaba. Esas flores tenían algo que le recordaban a aquella silueta que pudo distinguir entre la niebla, a la derecha del señor, aquel ángel negro con la mirada esmeralda. Hechizada por sus ojos se prometió a sí misma volver en la más oscura de las noches para encontrar aquel faro de esperanza que le llevase al pecado más absoluto. Su elección bullía en su interior embutiéndola de una excitación que jamás podría sentir con el bien, se sentía tranquila jugando con el mal y su marca la perseguiría para siempre.

A la noche, escondiendo su presencia a Adán y a Dios, caminó hacia la planta que la ayudaría a viajar lejos, junto a quien sería su ángel que la esperaba junto al símbolo de su maldad. Arrancó éste una rosa, la más hermosa y con una reverencia la extendió hacia Lilith con un deje malévolo.

- Este es el fruto de mis semillas, fruto de mis propios pecados. Maldad pura a la vista de los verdaderos ángeles. Te ofrezco a ti, mi Diosa eterna, mis más preciados sentimientos, únete a los restos que aún quedan de mi y acepta mi regalo que brilla con luz propia encerrado en esta pequeña flor.

Tentada fue Lilith ante el más indomable de todo el marco celestial, cayendo en la tentación, más su decisión se hallaba ya en su corazón como una semilla que florece desde que aquellos ojos verdes posaron su mirada en su inmenso azul.

La escena se desdibujo con la aparición de los espectros negros, ataviados de negra maldad, y entre ellos los dos cuerpos desnudos tapando sus pieles las cintas de color flotando en el escenario. Sus cabellos caían, el de él, largo y negro como la espesa noche y el de ella, rojo intenso como la sangre en sus venas. Sus ojos los identificaban, azules y verdes, emulando los de los espectros. En sus cuerpos se podía vislumbrar, se dejaban adivinar, las líneas de juguete en sus brazos y piernas, que aparecían con más fuerza, demostrando su posición como marionetas.

El telón cayó como un enjambre de mariposas rojas y doradas que inundaba el teatro con una ola de aplausos.


Para ver la imagen a tamaño original (recomendado) visitar: http://www.flickr.com/photos/ojodegato/3599029066/

4 comentarios:

guau!! me ha gustado mucho este acto ! *.* la descripcion de Lilith y el bien y el mal.

mmmm sigo pensando que las supuestas marionetas, son algo más que eso....

muahaha, sigue escribiendo cuando puedas ^^

Hola Hola^^

que bonito el tercer acto. y la foto queda preciosa.
estoy nerviosisima por saber como va a seguir. sigue así poetisa del teatro^^.

Oh!! Lucifer es una tentación irresistible.
Me gusta muchísimo tu versión. Esa Lilith sintiendo la atracción del lucero del alba que se convirtió en oscuridad.
Me gusta imaginarlo todo en el escenario, sentir como los espectadores se sumergen en la obra y olvidan el telón y lo que les rodea.
Pero las marionetas continúan siendo horriblemente desasosegantes.

aplauda la poesía de tu prosa, la belleza de las descripciones.
magnifico.

Hoy estoy escasa en palabras. Aunque d etoda sformas no creo qiue pudiese decir nada que le hiciera justicia. No se me da bien expresar mis emociones.

Así que te diré sólo que me ha encantado, en especial la descripción que haces de los actos de Lilith y el demonio. Aún siendo oscuros son hermosos.

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: