El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...





Un dia más en el parque


Han pasado varias semanas desde que el pequeño Pawajú pasó por aqui la última vez; ese día venía vestida con un pequeño pantalón café y una camisa del mismo tono, unas botas un poco más oscuras, tenía su cabello recogido y una mochila llena de cosas; venía con una chica de su edad, hablaban y reian todo el tiempo, se veía tan hermosa; sus ojos oscuros brillaban cada vez que sonreia; sacó de sus efectos personales una cámara, se paró frente a mi y me tomó varias fotos; las cámaras me traen recuerdos; cada tanto en tanto vienen personas a tomar fotos; desde las cámaras más antiguas hasta las más modernas han pasado por éste parque; recuerdo que solían ser unos aparatos monstruosos, que parecía que se engullirían al fotógrafo, sin embargo éstos solían salir bien librados.

Una foto que jamás olvidaré, fue la foto que me tomaron con los estudiantes de la universidad estatal; en aquel entonces corría una época en la que las mujeres y los hombres se querían mostrar como iguales; ellos cantaban canciones sobre la paz, el amor, y la libertad; llevaban varios dias reuniendose frente a mi, se sentaban sobre la hierba y hacían fogatas; pasaban cantando, bebiendo, riendo; tenían un lema acerca de hacer el amor y no la guerra; vi a muchos hacerlo en realidad. Hasta que un día aparecieron muchos hombres con una máquina gigante; los estudiantes que retozaban sobre la hierba los vieron aparecer y en ese momento reaccionaron gritando; uno de ellos tomó una gruesa cadena de metal, se la entrego a los demás que se encontraban junto a mi y todos se amarraron alrededor de mi cuerpo.

No entendía lo que sucedía en realidad, no podía entender que era lo que pretendian aquellos hombres; había visto máquinas de estas que ayudaban a construir las casas que rodean el parque, pero nunca me habia fijado en realidad de que forma trabajaban; solo veia pasar el tiempo rogando por desaparecer y poca importancia le di a esos detalles; sin embargo pronto comprendí que la máquina estaba ahi por mi, venía a llevarme; los estudiantes decían que era un patrimonio del lugar, que no podían moverme, además de correr el riesgo de que mi cuerpo se destruyera en el proceso, y que no era justo que me trasladaran a un sitio donde pocos tendrían acceso a verme; que tendrían que pagar para verme; no entendía para nada a que se referían, pero llamó mi atención el pensar en que a lo mejor si me llegaban a destruir, mi dolor terminaría.

Duarante varios dias los estudiantes permanecieron atados a mi, desde alli continuaban cantando y diciendo sus lemas, gritandoles cosas a los trabajadores que se quedaban esperando frente al parque, que iban y venían por turnos para ver si podían moverme, pero los chicos nunca se movieron mientras los hombres estuvieron allí, no les importaba si hacia frio o calor, si no comian o si estaban cansados; luego de mucho tiempo de resistencia, ellos lograron su propósito, mantenerme en este lugar; eso me amargo la existencia durante muchos días; el pensar que a lo mejor si me despedazaban mi maldición terminaría. El último día que estuvieron atados y firmaron un compromiso con las autoridades, se tomarón muchas fotos frente a mi, pero la foto con ellos encadenados a mi prisión fue la que se quedó en mi memoria como una especie de juego sarcástico; esos jovenes restringieron su libertad para salvar la prisión que me encierra... no los culpo, no podían saberlo.

Ahora mi pequeño Pawajú se emocionaba tomandome fotos, en un momento se detuvo y le pasó a su amiga la cámara, le pidió que le tomara una foto conmigo, ella se paró junto a mi y me abrazó; pero solo pude darle mi tacto frio y rígido, puso su cabeza sobre mi hombro y suspiró; su amiga comenzo a reir al verla, le decía que no podía creer que ella suspirará por una roca; mi pawaju le dijo que yo era mucho más que una roca, que no dijera esas cosas; oirla decir eso fue indescriptible; solo al oirla puedo lograr sentir algo de calidez de nuevo; antes de soltarme me susurro levemente que mantendría su promesa; luego tomaron las dos sus cosas y se fueron, no sin que entes ella se despidiera de mi con un movimiento de su mano y una bella sonrisa, como solía hacerlo siempre. Mientras se alejaban ella le dijo a su amiga que viajaría para conocer más acerca del pueblo de estaba investigando; no se si tendrá que ver conmigo; pero espero con anhelo que pueda encontrar la forma de devolverme la vida.

Esta noche de nuevo han venido aquellos jovenes que llevan varias semanas tratando de aplicarme pintura, aún no he entendido cual es su propósito, pero hace varios años otros también intentaron hacerlo, y siempre ha pasado lo mismo, cada vez que alguien se acerca con ciertas intenciones, el cielo se llena de nubes y comienzan los truenos a resonar; la lluvia comienza a caer de un momento a otro tan fuerte, que lo que sea que me pongan encima cae fácilmente; cada vez que alguien intenta dañar esta prisión llega algo que lo detiene.

Recuerdo que hace muchos años vinieron un grupo de personas, por lo que pude entender eran profesores, y venían a estudiarme, pensaron en quitar una parte de material en el que me he convertido, analizaron todas las posibilidades y finalmente concluyeron que lo mejor era remover una parte de la roca de la base, eso me dió a entender que hasta el suelo que pisé ese día se convirtió en roca; uno de ellos preparó herramientas para hacerlo; cuando todo estuvo preparado se acercó a mi y se arrodilló para remover una pieza, a medida que acercaba sus manos a la roca las nubes se condensaban en el cielo, y en el momento en el que el hombre lanzó un golpe para partir una pequeña parte de la roca, un relámpago se descargo del cielo hasta su cuerpo y lo golpeó directamente.

No quiero recordar lo que siguió, ha sido una de las cosas más impactantes que he visto, y lo peor, es que me siento culpable. Ese hombre falleció por querer saber lo que soy; Fassa me lo dijo cuando me encerró, antes de pronunciar las palabras que me dejarían encerrado para siempre, me dijo: la profecia no se cumplirá, tus decisiones te han llevado a que debas sacrificarte por tu pueblo, deberás permanecer inalterable hasta el fin de los días y ver caer a cualquiera que quiera perturbar tu prisión, sin poder hacer nada para cambiarlo. Tenía razón, ésta prisión puede percibir las intenciones de quienes se acercan a mi. Pero no necesito de esto para saber que las intenciones de mi pawajú son puras.

6 comentarios:

¡¡Muy bueno Andraia!!

Esperemos que a Pawajú no le ocurra lo mismo cuando intente liberarlo.

¿Fassa era un chamán o hechicero?

hay k ver lo k es vida, cuando tu crees k estas ayudando a una persona resulta k lo unico k haces es "empeorar" x decirlo de algun modo, las cosas.
Me ha recordado a la tipica escena de pelicula k alguien se suicida y le salvan la vida, y el ti@ se keda to mosca

al final encontraste uno buenos hippies ^^

me ha gustado mucho está parte, se van desvelando más cosas de Toru.
Pero aunque puedo entenderle, es triste que quisiera ser destruido.

^^ muchas gracias chicas!!!

Sip Fassa es un chaman; Helena descubrirá cosas interesantes sobre el. A veces la gente no se alcanza a imaginar por lo que pasan los demás; pero bueno, cualquier condenado a estar eternamente en esas condiciones anhelaría el poder descansar... creo yo.

Me ha encantado, vas descubriendo las cosas poco a poco, todo a su debido tiempo y siempre dejas con las ganas de saber más.

La verdad esque tiene que ser triste verse condenado a vivir todos los dias sin más como una simple estatua y saber que no hay nada que puedan hacer por ti. Aunque quizas su pawaju lo logre muahahaha

Me gusta mucho esta historia Andraia ^^ haber si la sigues cuando puedas

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: