El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...


Roces de rosas marchitas


Cheyne tiene el pelo negro y los ojos blancos. Recuerda cada pequeño detalle de todo lo que vió hasta los 5 años. Lo retiene en su memoria y no quiere dejarlo escapar. Porque ahora ya no ve nada.

Cheyne tiene 8 años y escucha un violoncello desde su cama en el hospital. El sonido es a veces grave y a veces agudo, pero siempre armonioso.
Es un sonido triste y le recuerda que ahora esta sola. Que no ve, pero sigue “viendo”, aunque solo sean imágenes del pasado. Que solo conoce la voz del doctor y el de las enfermeras. Que volver a casa es solo un roce de rosa marchita, un sueño imposible.

Cheyne tiene 15 años y ve cada imagen y recuerda cada sonido de su corta vida. A veces piensa si eso es una bendición o una maldición.
Va a clases particulares con el doctor que lleva cuidándola desde el accidente. Vive con el y su mujer. Ella no puede tener hijos y eso la entristece, Cheyne la oye llorar cuando cree que nadie la escucha.
Sentada en el porche recuerda el sonido del violoncello del hospital.
Sus ojos se abren y sus blancos iris miran a un paisaje que no puede ver, pero que recuerda en sus sueños. La temperatura desciende, llega la noche. Cheyne entra en casa.

Cheyne tiene 26 años y trabaja en el hospital. Los ancianos la sonríen con lastima y pesar, los adultos con tristeza y respeto y los niños con curiosidad y con miedo.
Cheyne solo sonríe. Sus ojos blancos son hermosos en contraste con su piel tostada y su pelo negro.
Saluda a los pacientes y lleva flores del jardín a los jarrones de las habitaciones.

Llega a la habitación del final del pasillo y se detiene ante la puerta. El hombre de la habitación silba una ligera melodía atrayéndola hasta su posición. Es mudo.
Cheyne no sabe que edad tiene, jamás le ha dejado acercarse demasiado. Ni siquiera cuando era pequeña. Cuando quiere que se detenga, deja de silbar y la atmosfera cambia. Cheyne se siente asustada en esos momentos, porque todo sonido existente desaparece, y eso le recuerda al incendio.
Se siente asustada y desorientada.

Pero hoy hay algo diferente, cuando llega a la habitación, el hombre no silba.
Ningún sonido sale del cuarto y Cheyne se asusta.
Cuando va a llamarle se da cuenta de que no sabe su nombre, entrar allí la convierte en alguien tan mudo como el.
El hombre esboza una sonrisa y se acerca a ella con pasos silenciosos.
Cuando coge su mano ella se asusta, pero el roce es tan calido y tranquilo que enseguida se calma.
El hombre se mueve y con sus pasos la guía hasta el final de la habitación. Las flores de sus manos quedan olvidadas en el blanco lienzo de la cama.
Cuando uno de sus pies choca con algo, Cheyne se detiene, pero el hombre la invita a confiar en el empujándola suavemente contra aquello con lo que ha chocado, una silla.
Cheyne se queda allí, esperando, no atreviéndose a romper el armonioso silencio.

Es otra cosa lo que lo rompe. El sonido dulce y melodioso del violoncello invade la habitación calmando los ánimos de los enfermos del hospital. Cheyne siente como el sonido del silencio mezclado con el viejo instrumento de cuerda la reconfortan como lo hacia cuando era pequeña.
Quiere preguntarle tantas cosas… aunque él no pueda responderlas…
Abre sus ojos blancos y le mira sin ver, viendo las dulces notas que salen del violoncello, viendo las canas que empiezan a aparecer en las sienes del silencioso músico, viendo de nuevo el amanecer de su existencia reflejado en una melodía.

6 comentarios:

Que precioso relato!

Que preciosidad. es de esos relatos que te va encogiendo el corazón mientras lo lees. La amargura va en crescendo hasta que al final desciende lentamente hasta desaparecer en un emocionada sonrisa.

que bonito Laurana! Me encanta la personalidad de Cheyne, que a pesar de ser ciega lo recuerda todo como si fuera hoy mismo.

Aunque parezca que me repita a lo ya dicho, pero en serio, me ha gustado mucho ^^ Es sencillo y a la vez emocionante

Muchas gracias chicas! vuestros comentarios siempre suben la moral^^ me alegro mucho de que os haya gustado. Este lo he colgado porque ya lo tenia escrito de antes^^.

Conmovedor Laurana. Triste pero esperanzador. Qué combinación.

Caramba, que buenos personajes. Al principio es triste, luego hay como una aceptación del dolor de no poder ver y finalmente una gran alegría y mucha, mucha esperanza. Me encantó. ¿Se lo puedo enviar a una amiga fanática de la música que toca el violín? Sigo paseando por este maravilloso Templo del Ocaso. :)

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: