El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...


Te recuerdo


Me sentía morir.

Las lágrimas bajaban por mis mejillas, imparables. Era incapaz de contenerlas del mismo modo que no podía dejar de temblar.

Su lengua las atrapó y probé su sabor salado en su aliento.

Me sentía feliz.

No, feliz es una palabra nimia, burda, que no describe cómo me sentía.

No sé cuál podría hacerlo. Tal vez no existe.

Sus manos eran vehementes; eran impetuosas; eran exigentes. Quizá hubiera deseado que fuese más lentamente, que el momento se dilatase más, que sus dedos me recorriesen con menos ímpetu, pero en aquél momento no podía dejar de sentir. De sentirle.

Deseé que fuera eterno. Deseé que jamás se marchase, que el momento durara para siempre.

Si hubiese podido, hubiera detenido el tiempo en aquél momento perfecto. Pero sólo soy un ser humano, imperfecto, débil y tramposo. Y por más que lo ansié el cruel tiempo no se detuvo.

Recuerdo el sabor de sus labios, salados por mis lágrimas y las suyas.

Recuerdo el tacto de su piel, áspera y suave, de seda y terciopelo. Y el sonido de sus sollozos y gemidos. La sensación de tenerle dentro de mí, pulsante y caliente como los latidos de un corazón.

Y si cierro los ojos, aún puedo ver los suyos, mirándome.

No había promesas en ellos, no había un amor profundo como el de un protagonista de novela romántica, ni ofertas o mentiras sobre amor eterno.

Sólo pasión. Sólo yo. En ese instante.

Y mi nombre en sus labios.

Eso fue verdadera magia. Aún ahora creo que no fue real. Y sin embargo lo fue, fue mío y yo fui suya.

Sabíamos que no había futuro para nosotros. Sabíamos que la muerte es algo que no se puede evitar y que yo ya estaba marcada. Es una pared al final del camino contra la que te estrellas, de la que no puedes huir.

Naces con ella del mismo modo que naces siendo humano. O no.

Es lo que eres, y no lo puedes cambiar.

Jamás fui tan consciente de mí misma como en ese momento. De cada poro, de cada pelo.
Nunca fui tan yo. Tan libre. Tan espontánea.

Me sentía desatada, por primera vez en mi vida hice lo que realmente deseaba hacer. Lo que anhelaba.

No lo callé, no lo escondí, no lo guardé bajo llave en algún rincón de mi alma esperando poder acallarlo como hago siempre.

Por primera vez fui libre. Fui yo. Fui sincera conmigo misma.

Me sentía tan viva.

Lo sentí temblar entre mis brazos mientras temblaba yo, llegando a la cúspide ambos al mismo tiempo.

Fue hermoso, fue maravilloso.

Su recuerdo todavía me calienta por las noches.

Su nombre todavía hace latir mi corazón, rápido y con ímpetu. A veces me da la sensación de que se sale del pecho y mis manos lo aprietan con fuerza de manera inconsciente.

Nunca lo digo en voz alta, es algo que guardo para mí. Sólo para mí.

Sólo él y yo lo sabemos. Es un secreto. Nuestro secreto.

Yo ya era vieja entonces, siempre fui vieja. Ahora tengo un cuerpo de vieja pero mi alma sigue siendo la misma.

No sé qué fue de él, quizá sigue en estos mismos bosques, quizá partió con su gente o pereció. Quiero pensar que es feliz, más allá de las costas que nunca he visto, con los restos de los suyos, cabalgando mientras ríe.

Quiero pensar que no me echa de menos como yo lo echo de menos a él, pero que a veces piensa en mí como yo pienso en él; aunque yo lo haga a cada instante.

Porque no quiero que se apague.

Quiero que brille, que resplandezca.

El mundo no está hecho para nosotros, no para vernos juntos.

Yo ya lo sabía. Lo sabía cuando le vi por primera vez, tan alto, tan hermoso, radiante como ningún otro. Lo supe cuando vi que me miraba y que veía la muerte en mí, pegada a mí como una segunda piel cuando apenas tenía veinte inviernos.

Pero a veces, cuando estoy sola, desde entonces y en silencio, me río del mundo, de sus reglas, de sus prejuicios y barreras. Porque lo engañamos, porque durante una hora le robamos el tiempo y lo hicimos nuestro.

Juntos, tú y yo.

8 comentarios:

Es tan triste ser humano, tan desesperante y frustrante. No es justo que ella tenga que envejecer y morir sosteniéndose del recuerdo de un ser más privilegiado.
Si, supongo que al menos pudieron estar juntos una vez. Pero si ojalá las cosas pudieran haber sido distintas.
no es justo...
T-T

Es asqueroso ser humana u.u

Me gusta pensar que ella al morir se reencarnó en una elfa y pudieron estar juntos en la Tierra Bendecida. Sería un final bonito.

pues estaría bien, ains...
ah, se me había olvidado decir que me encanta la imagen que has puesto ^^

La encontré de casualidad, no sé ni quién es el autor. Es una pena.

¡Besus!

Es triste pensar en que la vida sea tan corta...

Excelente relato Nessa, hace que te sientas triste y feliz a la vez, es algo difícil de lograr; a lo mejor ellos tengan oportunidad de estar juntos en otra vida.

Y la imagen me encanta. ^^

Gracias Andraia *_*

Supongo que es triste ver que la vida es corta y pasa, justo como dice el relato, pero al menos es mejor vivir la vida que nos toca, que no pensar en lo bonita que podría ser y no vivir estando vivos. Es complicado.

Pero el final alternativo que has dicho, sería una buena opción. Un felices para siempre en otra vida ^^

Una sola hora basta de descubrir la libertad. Y ese es un momento que uno ve que bien vale la vida entera. Una hora para adueñarse del indomable tiempo y volverlo esclavo. Una hora de vida y libertad que hacen olvidar momentáneamente el temor a la muerte. Cuando se descubre y consigue la libertad, nunca vemos a que precio, sólo vivimos. Vivimos de verdad.
Ah, tengo un relato en mi blog para vos "Identidades". Creo que se aplica a muchos. Espero tu opinión. Saludos :)

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: