El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...


Eizeit-IX

Los aullidos son desgarradores, casi puedo sentir el hambre de esos seres.
Tiemblo, pero no temo por mí, temo por ti. Estirada sobre la nieve, estás indefensa, eres tan frágil como un cristal.
No puedo luchar contra el destino el me ha elegido para estar aquí contigo y ahora no puedo dejarte. Pase lo que pase, perdóname por despertarte.

Tomo el estilete de diamante, que hasta entonces ha permanecido escondido en mi brazal izquierdo. Lo miro con tristeza, sabedor que no puedo luchar solo con eso contra los devoradores.
Luchar…
Realmente debo estar loco, voy a luchar por un cadáver.
La nieve cruje, eres tú que lentamente te pones en pie.
No puedo evitar proferir un jadeo, ver como te mueves me sobrecoge. Sé que eres un redivivo, pero aun hay una brizna de conocimiento en ti. Para mi es más que suficiente.
Veo los lomos de suave pelo de un blanco inmaculado asomar por el llano helado, pronto aparecen sus cabezas y hocicos de enormes fauces, las poderosas zarpas de garras de acero.

Camino despacio hasta ti sin apartar la vista de ellos, te pongo a mi espalda, con la mano izquierda les apunto con el insuficiente estilete y con la derecha creo una gran estrella de hielo para hacer de escudo.

Ellos avanzan ronroneando cautelosos. Son inteligentes y miden mi capacidad.

Les miro con respeto, hago una inclinación de cabeza para que sepan que no soy arrogante.
Pero ellos están hambrientos. Cada vez es más difícil cazar un redivivo. Los eisze se han acostumbrado a que sean sus esclavos y mascotas.

Nos rodean lentamente, sus ojos azul hielo calculan. No me muevo, solo sigo sus movimientos con los ojos.
A mi espalda uno de ellos se acerca lentamente a ti, pero oigo el crujido de la nieve helada y muevo mi brazo derecho para que el escudo de hielo se interponga entre el devorador y tú.
Los ronroneos se convierten en profundos gruñidos y entonces empieza el caos…

Todos saltan a un tiempo hacia nosotros, muevo la estrella de hielo tan rápido como puedo para que choquen contra ella, asesto puñaladas con el estilete, pero no puedo alcanzarles. No soy un guerrero, no puedo defenderte.

Lo siento… lo siento… lo siento…

Me siento derrotado, me dejo caer de rodillas y noto sus zarpazos. Mi estrella se deshace cuando dejo de concentrarme en ella, el estilete se escurre de entre mis dedos.
No puedo hacer nada. Solo puedo ver los sueños de los demás y caminar por el desierto blanco.
No temo por mí, temo por ti. Pero tú estas muerta.

Van a cogerte, van a devorarte y no he podido hacer nada. Dejo caer la cabeza y mi cabello plateado cubre mi vergüenza.
Si no me resisto me dejarán en paz. Quizá sea mejor para ti.

Lo siento…

Algo se aferra a mi abrigo. Unas manos pequeñas aprietan con fuerza la tela de mi espalda y tiemblan.
No… no puedes tener miedo. No puedes sentir eso. Sólo eres un redivivo vacío de sentimientos.
Noto como estiras de mi abrigo mientras los devoradores intentan apartarte de mí.
Me giro y sólo veo tus ojos de perla inexpresivos, pero tus níveas manos están crispadas y tiemblan.
De algún modo no quieres desaparecer, tienes miedo.
Y yo también lo tengo, aun así tu helada presencia me conforta. Estas estática, estas muerta, pero ahora mismo daría la vida por ti.

Estoy loco

No soy un guerrero, pero como Söhnhek puedo hacer algo.
Mis labios se mueven deprisa, mi voz se hace vibrante contra el viento. Los devoradores me miran y ronronean. Sus ojos azul hielo se cierran lentamente.
No dejo de recitar el matrusönh y se hunden en un profundo sueño.

Tus manos han dejado de temblar, pero continúan sujetando mi abrigo.
Dejo caer la cabeza hacia atrás y suelto una carcajada que se lleva el viento.
Miro hacia atrás y tu rostro sigue inexpresivo. Tu cabello albo ondea en el aire y me siento dichoso de que sigas aquí.
Me quito el abrigo de piel de foca y te lo pongo para cubrir tu desnudez.

-El día que nos conocimos tuve un sueño, es un secreto que nunca diré a nadie.
Tú me guardarás ese secreto, por eso te llamarás Humè.

Humè y yo caminamos por el desierto blanco en dirección a mi hogar. Ella un paso por detrás de mí.
Estás muerta, pero no me siento solo.

continuará...

2 comentarios:

lo siiento! me he tardado en comentar pero mas vale tarde que nunca ^^

lo repito, como he de repetir siempre que leo lo que escribes. Es maravilloso, increible..
lo de la foto son los devoradores? me da un miedo.
Me gusto mucho sobre todo como repites que ella esta muerta, pero que aun asi el la quiere, la necesita proteger, daría la vida por ella, aunque este muerta.
"No temo por mí, temo por ti. Pero tú estas muerta."
por un momento pense que de verdad la devorarían, ya estaba pensando, por lo menos lo ha intentado.
Me encanto la idea de la estrella escudo, y como uso el mismo canto que usa para dormir a las personas e introducirse en sus sueños, para dormir a los devoradores.

Me muucha curiosidad saber el futuro de Humè, significa secreto no?

bueeno, me voy a leer capi dos de La fortaleza roja.

Saludos!

ains, muchas gracias Mariana.
eres mi única lectora, pero tus comentarios valen oro para mi.

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: