El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...


Eiszeit-VIII

Hoy el viento vuelve a ser más fuerte y solo necesito eso para sentirme mejor.

Han pasado cinco días desde que me cruce con la caravana comercial y desde entonces he notado que estás detrás de mí. Siempre en la distancia, a veces he creído ver tu silueta recortándose en el horizonte cuando me giraba, pero quería creer que era un espejismo. Entonces dos días después comenzaron a oírse los aullidos y ya no tuve ninguna duda.
Me doy cuenta que mis pasos se han vuelto más cortos, más reposados y lentos. Como si una parte de mi quisiera que me alcanzaras cuando lo mejor es que des media vuelta y vuelvas a tu lugar.

Anteayer hubo una tormenta de nieve pesadillesca. Conseguí guarecerme en un risco, pero sentía la presión en el pecho que me causaba la preocupación.
¿Yo? ¿Preocupado por otro ser?
Quizá me siento responsable, más bien sé que soy responsable y los aullidos están cada vez más cerca.
Prácticamente no duermo, estoy expectante y hoy será el día. Lo sé por los aullidos.

Faltan pocas horas para el crepúsculo y dejo que el suave viento helado juegue con mi cabello despeinado, dejo que sea él el que lo libre de la escarcha que se ha formado durante mi descanso. Me froto los párpados para poder admirar mejor los colores que se forman en el horizonte cuando el día muere.
¿Los miras tú también mientras me sigues?
Hoy te lo preguntaré y tú no contestarás, pero de todos modos sé que lo haré. Porque ya estás aquí, siento tu fría presencia a mi espalda.
Los devoradores duermen, pero tú ya has llegado a mí.
Me giro despacio, conteniendo la respiración. Temeroso…
Ahí estás, a dos metros de distancia, Inmóvil sobre la nieve. Mirando el vacío con tu blanca mirada de perla hueca.
Tu piel muerta acariciada por el helor del aire, tu cabello níveo enredado en tus brazos y torso.
Pareces una perfecta estatua de mármol, pero te siento tan frágil que creo que podrías estallar en mil pedazos si te rozara.
Pensaba que al verte te preguntaría si también habías mirado los colores del crepúsculo. Pero siento una gota húmeda rodando por mi mejilla y solo puedo decirte con la voz quebrada.

-Lo siento…


Permanecemos en suspensión. El tiempo no pasa como si nos hubiera cubierto un manto de oniría que nos alejara de la realidad.
Es mi culpa. Rompí tu descanso cuando toque tus dedos muertos y ahora eres un redivivo. Es mi responsabilidad y no puedo eludirla.
Me acerco despacio a ti sintiendo tu vacío y siento el temblor de mis manos cuando las alargo para tocad el rostro que tan solo había podido perfilar sobre el hielo que te cubría.
La prisionera del lago ha sido liberada.

Lo siento…

Pronto tendré que caminar o el frío será demasiado intenso, pero no se qué hacer contigo. Solo estás quieta y albergo la esperanza de que vuelvas a tu estado cadáver y la nieve te cubra hasta que desaparezcas para siempre y puedas descansar en paz.
Te toco con cuidado, tu tacto suave y helado me hace cosquillear los dedos. Te tengo tan cerca como cuando dormí sobre ti en la gruta, pero ahora no nos separa una capa de hielo, ahora te siento y tengo miedo.
Así que solo puedo tomarte por los pequeños hombros y lentamente estirarte sobre la nieve.

Descansa en paz.

No puedo apartar la vista de ti, embelesado por tu belleza mortal y no puedo resistir la tentación de perfeccionar al visión.
Saco mi estilete de diamante y comienzo a cortar el cabello que tienes enredado en brazos y torso.
Los níveos mechones congelados crujen mientras los dejo caer a tu lado. Ahora tu cabello tan solo llega algo más abajo de tus hombros, lo peino con delicadeza con mis dedos y siento el no tener un peine.
Ahora eres perfecta. Tu pequeño cuerpo desnudo de un blanco más intenso que la nieve. La pureza de tu rostro y las perlas que tienes por ojos.
Permanecería toda la eternidad contemplándote, pero tengo que dejarte descansar en paz.
Dejaré que la nieve te cubra para siempre.
El sol se oculta por completo y el primer aullido se escucha más cercano de lo que quisiera.

Los devoradores…

Lo sé, ellos han venido siguiéndola. Esos seres monstruosos y carroñeros, sus pelajes son más hermosos que los de los osos y los Eisze les damos caza por eso. Pero a cambio dejamos que devoren nuestros cadáveres y así el ciclo vital está cerrado.
Aun así no hay nada que guste más a un devorador que la carne de redivivo y la persiguen.
Hace cientos de años, no existían los redivivos. Dejábamos los cadáveres de nuestros muertos fuera de la ciudad para los devoradores. Ningún ritual fúnebre, ninguna despedida. Al fin y al cabo, nuestra esencia viaja a Zhemcin y allí nos reunimos de nuevo. No importa que le ocurra a las carcasas que hemos dejado en este mundo.

Pero cuenta la leyenda, que un varón Eisze murió el día antes de su unión con su pareja.
Ambos habían estado muchos años separados y por fin iban a estar juntos, pero el destino a veces es cruel y ella se resistió.
Cuando los familiares dejaron el cadáver de él en el exterior, esperó que estuviera oscuro y fue en su busca. La nieve lo había medio cubierto y tuvo que desenterrarlo con las manos desnudas, pero lo peor fue cuando aparecieron los devoradores en busca de su comida. Ella luchó para defender al cuerpo de su difunta pareja, pero eran demasiados y la hirieron gravemente.
Nadie está seguro del porque, pero en ese momento el cadáver del esize se levantó e interpuso en el camino de los devoradores.
Aun así ese cuerpo estaba vacío, la esencia ya había viajado a Zhemcin y sus actos eran mecánicos.
La Eisze y el redivivo huyeron y ella le escondió en su casa, se encerró con él y no volvió a salir hasta que sus familiares se preocuparon por ella y entraron a la fuerza.
La encontraron yaciendo con él y se horrorizaron al ver lo que había pasado.
El cuerpo tenía reflejos de cuando estaba en vida y actuaba, pero por lo demás estaba vacío de cualquier emoción y el tiempo no había pasado por él, estaba totalmente incorrupto.
Ella luchó desesperadamente cuando se lo llevaron de su lado y vieron que se había desquiciado, una extraña baba verdosa salía de la comisura de sus labios y jamás volvió a ser la misma.
A su pareja la llevaron de nuevo al exterior y dejaron que los devoradores acabaran con él, era una aberración, pero desde entonces algunos muertos comenzaron a volver a las ciudades.
Hoy en día tener una mascota o esclavo redivivo no es nada inusual, son capaces de obedecer órdenes sencillas y aprender cosas básicas, como si un eco de memoria de sus vidas estuviera intacto en sus vacías mentes. pero hay un hecho curioso con respecto a ellos y es que tener relaciones intimas con ellos es adictivo, hasta cierto punto que te convierte en lo que llamamos un pervz.

Quiero dejarte sobre la nieve y continuar mi camino, pero no soporto la idea de que los devoradores te encuentren.

continuará...

__________________________-

La imagen original pertenece a fragmented
Modificado digitalmente por Eliudrae.

2 comentarios:

Me has dejado sin respiración, fue...
no puedo describirlo!! esta demasiado perfecto y original! La imagen da escalofríos y cuando me imagino esos ojos de perla en medio de la nieve, de pie frente a Sveritze me da frío hasta los huesos.

Lo admito me volví adicta a tus escritos sobre Eiszeit.

me hacen muy feliz tus comentarios Mariana.
mil gracias y besos ^^

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: