El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...


Eiszeit-XIII

Sosna se hace a un lado para que pueda pasar. Ni un roce ni gesto que dé a entender que se alegra de verme. Pero ella siempre ha sido así conmigo desde que tengo memoria.
No fue aceptada como Donzhelas en el palacio del declive a pesar de ser tan devota y virtuosa.
Sin embargo su hermano menor era el valioso Söhnhek por el azar de haber nacido con un ojo violeta y eso la mortificaba. Así que había decidido despreciarme como si con ello vengara la injusticia a la que se creía sometida.
Todo eso lo vi cuando era niño y quería entender porque mi hermana mayor me evitaba. Esperé a que durmiera y le susurré el matru-sönh que me había enseñado el guardián del matru del palacio del declive.
Fue la primera vez que entraba en el sueño de otros y vi su odio hacia mí en una vorágine roja y negra.
Abrió los ojos y me vio tocando su cabeza mientras lloraba por lo que había visto.
Entonces supo que había entrado en su sueño y casi pude ver en su expresión que se alegraba de ello.

Desde entonces sequé mis lágrimas para siempre sin esperar nada de los demás.
Cuando entro en la casa veo por el rabillo del ojo como la expresión de Sosna se altera un poco al ver a Humè a mi espalda.

-¿Dónde está mamke?- le pregunto sin hacer ningún comentario sobre Humè.
Sosna le dirige una mirada aun más glacial mientras me contesta.
-mam está en la cocina.

Me giro para encarar a Humè. Pongo las manos sobre sus hombros y le digo que me espere aquí. Sé que los redivivos pueden entender palabras y frases simples pero Humè hace tan poco que se ha levantado de la muerte que no puedo estar seguro.
Sosna me sigue a una respetable distancia y cruzamos el pasillo que une el recibidor con la sala principal que comunica con las escaleras que suben al segundo piso y con el resto de habitaciones de la casa.

Me fijo en las paredes desnudas, sin ninguna decoración que las alegre. Tan austeras y frías como mi familia. Veo un mueble nuevo en la sala, pero por lo demás todo está exactamente igual que la última vez que estuve aquí.

El techo me da una terrible sensación de claustrofobia que tolero con esfuerzo. Las paredes parecen encogerse y asfixiarme, intento evadirme pensando en el exterior. El cielo azul pálido, el lejano horizonte inalcanzable y el profundo siseo del viento.
Antes de traspasar el arco de la cocina, miro atrás y Humè no me ha seguido.

Una mujer alta está de espaldas a mí. Veo sus manos tomar frascos de un estante y rellenarlos de grasa lentamente, pero con la seguridad de quien lo ha hecho muchas veces.
Desde que tengo memoria la he visto llevar esa larguísima coleta alta, aunque los años han hecho que su color plateado se haya vuelto más apagado.
Pero hay algo que contrasta en medio de esa habitación donde reinan el blanco azul y plata. En el brazo izquierdo mi mamke lleva un crespón tan rojo como la sangre derramada que representa, el color de la muerte y el luto para los eiszes.
Lo lleva por mi paske el cual consideran como si estuviera muerto aunque no sea así.

-Mamke.

Mi madre se detiene cuando escucha mi voz, deja lo que estaba haciendo sobre la mesa de mármol blanco.
Se limpia las manos sobre el delantal y se gira lentamente.

- Onilysh Sveritze.

Camina hacia mí y toma mis manos. La siento frágil, veo las arrugas que se han dibujado alrededor de sus ojos pero aun así continua siendo hermosa.
No sonríe, pero veo un ligero dulzor en su mirada que me muestra que se alegra de verme, es todo el afecto que me mostrará y no necesito más.
Sus dedos acarician los míos y eso es comparable al más profundo abrazo que se podrían dedicar las familias que veo cuando me cruzo con las caravanas viajeras.
Así son los eiszes urbanitas. Distantes hasta con sus seres más cercanos; pero siempre ha sido una buena mamke para Sosna y para mí. El tacto de sus manos y el ligero candor de su mirada azul en mis ojos, hacen que sienta que soy bienvenido como Sveritze y no solo como Söhnhek.

- Onikshiy mamke.

-Mam, Sveritze ha traído una redivivo.
La voz glacial de Sosna suena a mi espalda y las palabras que pronuncian crean un cambio en nuestra mamke.
El ligero dulce candor de su mirada comienza a desaparecer, veo como sus finas cejas bajan en los extremos. Su rostro parece no mostrar nada, pero lo veo en sus ojos. Veo la sorpresa, la decepción, la repulsión cuando las manos que sostenían las mías como el más tierno abrazo, tiemblan un poco y las sueltan lentamente.
“¿por qué me haces esto?” me dicen sus ojos antes de apartar la mirada. En esos momentos me resulta tan parecida a Sosna que me estremece.

continuará...

2 comentarios:

Esta claro que la familia de Sveritze no son lo que se dice majos ¬¬ Claro, que nunca estamos agusto con lo que tenemos...pero bueno....

A ver que pasa ^^

-.- que mala!!! ¬¬... Mas Sosna que mamke, no es la culpa de cada quien como nace, envidiosa (humph)
Creo que la frialdad de su familia explica un poco porque prefiere por mucho el glacial exterior.
Si yo tuviera una casa tan bonita la decoraría toda ;D! le pondria mas color y cuaadroos y todo eso xd... Me muero de curiosidad que le paso a su paske, si no esta muerto debe de haber hecho algo muy malo para que lo consideraran asi.. muuucha curiosidaaad o.o

Hacia rato que no pasaba u.u mi blog tambien ha estado muerto, pero no pienso abandonar esta historia ^^ mientras la sigas escribiendo la seguire leyendo..
Aqui donde vivo hace tanto calor que es dificil imaginar como seria estar alli, en un ambiente helado, pero siempre termino sumergida en ese mundo blanco y es de lo mas emocionante n.n

Creo que ya estoy empezando a revivir por el mundo bloguero asi que probablemente me pase mas seguido por aqui ^^.. mientras continuas esta leere otras historias (wii)
Saluudos♥♥

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: