El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...


Sólo puedo bajar la mirada aceptando mi culpa.
Sí, había traído a una redivivo a esa cada, devolviendo el recuerdo de dolor y vergüenza.
Mamke continua mirándome con esa expresión, se frota las manos lentamente en un gesto pensativo y después sin mirarnos ni a mí ni a Sosna, sale de la cocina.
Levanto la vista algo alarmado, cruco una mirada retadora con Sosna y ella me la devuelve. Ambos seguimos a nuestra mamke que camina hacia la entrada.
Supe enseguida que buscaba a Humè y eso me inquieta.
Cuando la encuentra ésta está tan quieta que asemejaba una estatua de mármol. No ha variado la postura desde que la dejé allí pidiéndole que me esperara.
Sosna y yo no cruzamos el arco que separa el pasillo del recibidor donde nuestra manke enfrenta a Humè.
Está de espaldas a nosotros. Veo sus manos crispadas y el temblor que la sobrecoge en un escalofrío mientras escudriña a Humè que tan sólo mira al vacío. Mamke baja y sube la mirada por la figura de Humè. Su albo cabello mal cortado, sus pies descalzos, mi abrigo de piel de foca demasiado grande que cubre su cuerpo muerto.
Mi mamke se abraza a si misma y aprieta el crespón rojo que lleva en el brazo. Ese testigo en recuerdo de los muertos que rompe la pureza del blanco como una herida abierta.
Entonces en un segundo y sin que ni Sosna ni yo lo esperáramos, nuestra mamke escupe a Humè en la cara. Ella permanece tan estática e impasible como siempre, pero a mí me duele y hace sentir impotente. No puedo hacer nada ya que es justo que mi mamke deje claro su desprecio por un redivivo que ha cruzado el umbral de su puerta cuando había sido otro el que tiempo atrás había destrozado su vida.
La saliva comienza a rodar lentamente por la pálida piel y yo sólo puedo observar en silencio.

Cuando nuestra mamke se gira y podemos ver el odio que destilan sus ojos azulísimos,
Sosna profiere un casi imperceptible jadeo de sorpresa. Para ella cualquier muestra intensa de sentimientos es una bajeza; algo que nos pone al mismo nivel que las bestias. Pero yo comprendo a mi mamke y por eso no reacciono.

El odio se transforma de nuevo en decepción cuando se dirige a mí. Aquella mirada me destroza, me duele más que si me clavaran una daga de diamante, vuelvo a leer en ella la misma pregunta.
“¿cómo has podido?”

-Llévatela de aquí.
La voz de Sosna expresa lo que mamke no dice.

-Entonces yo también me iría.
Mamke me mira con tristeza al oír mis palabras.

-¿Prefieres a ese cadáver antes que a tu propia familia?

De nuevo Sosna expresa en voz alta los pensamientos de nuestra mamke. Sólo que tras el tono calmo y frío de mi hermana, puedo detectar el desprecio.

Intento coger la mano de mi mamke, pero ella la aparta suavemente. Así que sólo rozo sus dedos.

-Mam- le digo mirándola a los ojos- no soy paske. Mírame, no soy como él. Confía en mí, te lo ruego.
-La desperté por accidente y me siguió, me siento responsable por haber roto su descanso eterno.

Mamke me sostiene la mirada, valorando las palabras del hombre al que dio la vida, crió y vio crecer.

-¿Le has puesto nombre?

Casi me sorprende que haga ella la pregunta en lugar de Sosna.
-No- miento.

-está bien, pero mantenla fuera de mi vista mientras estés aquí.

Sosna entrecierra los ojos, un gesto fugaz que sólo puedo detectar por la experiencia.

-Mam, no me parece bien- la voz de mi hermana suena desapasionada- Ha sido una falta de respeto el traer al cadáver a esta casa después de lo que nos hizo paske.
-No deberías permitirlo.

Mamke levanta una mano para hacer callar a Sosna.

-Tu habitación está preparada- me dice- ve a descansar hasta la hora de la comida. Pero deja la puerta abierta-
Mira de soslayo a Humè cuando dice las últimas palabras.
-Ayúdame en la cocina, Sosna-

Mi hermana no reacciona a pesar de que mamke la ha ignorado; tan sólo asiente y la sigue hacía al cocina.

Sé que a mamke le duele hablar de mi paske y me siento estúpido y egoísta al haber traído a Humè conmigo. Pero no tengo ningún lugar en el que dejar mientras estoy en Mizsarsniïs. Además, he llegado a depender de la presencia de Humè, no podría estar tranquilo sin tenerla a mi lado, saber que está bien.
Estoy loco.

La tensión se disipa cuando me quedo solo contigo, Humè. Pareces sentirlo de algún modo y tu petreismo se rompe cuando lentamente caminas hacia mí.
La saliva de mi mamke brilla en líneas que surcan tu pulcro rostro. Levanto la mano y con el puño de la camisa lo limpio y rozo tu pómulo frío con el dorso de la mano.

-Lo siento-
Lo digo en un susurro tan ligero que sólo dejo oír un siseo.
Si pudiera inventaría dioses a los que rezarles implorando que estos tres días pasen más rápidos que un suspiro.


continuará...


3 comentarios:

TU RELATO PIDE A GRITO QUE CONTINUES, ESTA BUENISIMO, ESTARE MERODEANDO, SUERTE, INSPIRACION Y BESOS

muchas gracias Niebla. en cuanto pueda pongo más.
Besos

heei, cuanto tiempo! y aun sigo picada ^^ espero que de verdad pongas más,de verdad espero que no se convierta en un pervz, su padre se hizo uno?? sigue porfavooor :)

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: