El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...


Frainost cerró la puerta y se quedó a oscuras con la niña. La visión nocturna de ambos hizo que sus ojos resplandecieran. Gris plomizo enfrentó a rojo sangre.
La colocó sobre el lecho y se arrodilló frente a ella.
-Ni tú ni yo somos humanos. No necesitamos esas luces, verdad?
Los oscuros ojos de la pequeña le miraban fijamente. No podía entender sus palabras, pero estaban conectados. La cogió de las manitas morenas y le sonrió.
-Soy Frainost. Fra-i-nost. Inténtalo

La niña separó los labios lentamente, pero solo emitió un débil jadeo.
-No pasa nada.
El ojos de sangre abrazó a la niña y la acunó contra si.

-Muerkarish na’ok, aisfair neir m’osok. Et’meraska jar ski (todos estamos solos y necesitamos amor. Te tomaría como mi hija)-

Hacía mucho que no hablaba en su idioma, en la fortaleza estaba prohibido. Pero la pequeña no lo delataría y el sonido vibrante del idioma de su gente le hizo sentir bien. Recordar a su hermano y aunque le dolía, también a su madre. Se tocó el aro de bronce que ceñía su frente, pensando en lo que ocultaba, un secreto arriesgado. Pero por eso había venido a la fortaleza roja, eso era lo único que le había dado fuerzas hasta ahora para soportar los mandatos de los humanos. Pero su alma y su corazón estaban rotos desde que su hermano había desaparecido.
Su hermano se había marchado a otro continente. En realidad se trataba de una inmensa isla volcánica que algunos llamaban la roca de lava y que se encontraba muy alejada. Ya hacía veinticinco años que llegó aquel extraño mensaje solicitando la ayuda de la fortaleza roja. Nadie sabía nada de aquel lugar, sus temperaturas era tan altas que incluso pensaban que estaba in habitado, en tal caso por elementales del fuego.
El impulsivo Feaol fue el único que se ofreció voluntario, alegando que así se podría explorar la zona y saber algo más sobre ella. Frainost habló con su hermano sobre lo peligroso que podía resultar, no sabían nada de ese lugar y los seres que lo podían habitar. Además de las altas temperaturas. Pero en este punto, Feaol le recordó que en la carta decían que esperaran a invierno para venir, que en el interior no hacía tanto calor.

Así que tras mucho discutir, los altos dignatarios decidieron que Feaol podía marchar. Pasaron los meses y no recibieron noticias suyas. Frainost estaba tan preocupado que se ofreció para ir en su busca. Pero los altos dignatarios no estaban dispuestos a perder a otro de sus mejores guerreros y prometieron que enviarían un barco a buscarle. Pero ese barco naufragó, dejando a tan solo dos supervivientes para dar fe de ello.

Entonces Frainost fue por su cuenta, pero cuando ya divisaban las costas de la roca de lava, una inmensa ola salida de la nada volcó el barco hundiéndolo para siempre. Frainost consiguió sujetarse a un tablón e intentó nadar hacía la orilla, pero la marea le alejaba. Unos días más tarde, un barco de mercaderes le encontró al borde de la muerte flotando en medio del mar sobre un tablón.
Todos estos acontecimientos hicieron suponer que Feaol había corrido la misma suerte y no había sobrevivido. Realizaron una ceremonia en su memoria.
Pero los seguidores del camino del dador de muerte poseían una percepción de la sangre más intensa que ninguna otra criatura del mundo. Ese sentido le decía que su hermano continuaba con vida y que de algún modo le volvería a ver.

Sonaron unos golpes en la puerta, la niña tembló y Frainost salió de sus pensamientos. Debía ser Miria. Acarició la mejilla de la niña y se apresuró a colocarse algo de ropa antes de abrir la puerta.

“Mi caballero”
Lilia le vio salir de su habitación y encaminarse por el ancho corredor. Su lacio cabello negro ondeando tras él.
Portaba una sencilla camisa de hilo negro y pantalones con botas de hebilla hasta la rodilla del mismo color. El único adorno militar era el brazal izquierdo que le llegaba hasta el codo y él hacia servir en lugar de un escudo y el sempiterno aro de bronce ciñéndole la frente.
No se movía como los demás, proyectaba un aura que hacía parecer que todo se ralentizara a su paso. como si el mirarlo embotara los sentidos.
Cuando se cruzaron Frainost inclinó la cabeza hacia ella, sonrienlola con los labios. El resplandor de las antorchas hizo relucir sus ojos y piel.
Dos meses sin saber de él, dos meses agónicos.
-Mi señor- le habló con apremio.
Frainost se paró y la miró interrogativamente.
-Dime Lilia-
Lilia adoraba oír su nombre en sus labios, la palabra sonaba sublime dicha por esa voz suave y profunda.
La muchacha intentó sostenerle la mirada, pero le resultaba imposible. Caminó dos paso hasta estar frente a él.
-mi señor-
Se miró las manos que tenía cogidas sobre el delantal, que había lavado y secado frente a la cocina para reparar algo el incidente de Drechtel.
Frainost la aguardó pacientemente.
-Mi señor- repitió con más convicción- aceptareis mi compañía esta noche?

El capitán ojos de sangre inclinó el rostro hacia ella y la estudió.
-Es lo que deseas Lilia?
La sirvienta levanto la vista un segundo para bajarla inmediatamente y asentir.
-Realmente lo deseas?- la voz adquirió un matiz más profundo.
-Sí, mi señor.
Frainost permaneció en silencio unos segundos que a Lilia le parecieron eternos. Entonces sintió un roce en el cabello. Se atrevió a mirar y vio una nívea mano masculina sosteniendo un mechón de su dorada melena.
Frainost se inclinó y aspiró el cabello que sostenía entre los dedos. Lilia se quedó ensimismada al ver al apuesto ojos de sangre cerrar los ojos con deleite.
-ven a mi alcoba entonces Lilia.
Los ojos se abrieron y sostuvieron su mirada con intensidad.
La sirvienta se estremeció y no fue consciente del mundo hasta que el ojos de sangre ya había desaparecido tras una esquina.

4 comentarios:

aynssss Frainost!!!! *.* Creo que Lilia se arrepentirá de haber deseado eso lalalala

a ver si sigo leyendo esta historia ^^

Genial, sublime...Frainost...me ha cautivado!!!! :O Espero leer maaaaaaaaaaaaaaaaaas!^^

Te sigo! Me gusta la temática que tratas en el blog!
Un beso

mi querida eliudrae he vueltoo...

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: