El Templo del Ocaso

Blog de relatos de escritores novel. Fantasía, Terror, Romance...

Miles de gracias a mi querida y magnifica amiga ilustradora Evelt por hacerme esta preciosa ilustración. Podéis ver más de su trabajo en su pagina: https://www.facebook.com/eveltyanait.Ilustracion



Había una vez hace muchos, muchos años, en la ciudad de Eterlune, una fabricante artesana de muñecas mágicas que se llamaba Carla. La artesana era una mujer joven y poco agraciada que siempre estaba sola. Suplía su falta de belleza creando cosas hermosas o al menos eso es lo que la gente pensaba. Las muñecas parecían tan reales que todo el mundo deseaba tener una de ellas.
La magia de las muñecas las hacía hablar y tener ciertos comportamientos que las hacían parecer vivas.
La artesana había estado toda su vida enamorada de Lyno, que era un joven muy atractivo y solicitado. Todas las mujeres suspiraban por sus ojos verdes, su cabello dorado y su piel blanca y fina. Parecía una hermosa muñeca.
Carla fabricó en secreto una muñeca exacta a Lyno, trabajó con dedicación y recreó hasta el mínimo detalle; pensaba que si le regalaba la muñeca a Lyno, él la admiraría y se fijaría en ella. Así que emocionada, cuando por fin había acabado su obra, fue a casa de Lyno y la dejó frente a la puerta con una nota que decía, “sólo tengo ojos para ti. ¿Aceptarías encontrarte conmigo en la fuente del parque mañana a las 7?”
Lyno pensó que una admiradora había encargado esa perfecta copia de él mismo a la fea fabricante de muñecas. Una pieza tan perfecta debía haber costado mucho dinero y se la habían regalado; sin duda su admiradora debía ser de familia adinerada y Lyno decidió asistir a la cita.
Carla se puso su mejor vestido, se peinó e incluso intentó maquillar su feo rostro. La imagen que le devolvía el espejo la descorazonaban,pero pensó que si Lyno era tan hermoso por dentro como por fuera, aceptaría sus puros sentimientos sin reserva. Aun así quería que Lyno la conociera antes de revelarle quien era de verdad y se cubrió el rostro con un velo.
Esperó en la fuente a que él viniera y la recibió con un hermoso ramo de flores. Lyno fue educado y amable, pasearon y hablaron largo rato por el parque. Sí, su hermoso Lyno era perfecto, seguro que la aceptaría después de haberla conocido y ver lo que sentía por él con su regalo.
Lyno le dijo palabras galantes y cuando alzó el velo para besarla, su arrebatadora sonrisa mudó en una mueca de asco.
“¡eres la fabricante!” le dijo con repulsión.
“Eres tan fea que sólo conseguirías una pareja si te la fabricases tú misma “. Se burló Lyno. “No me hagas perder el tiempo.”
Carla lloró tanto que sentía que se le iba a acabar el agua del cuerpo.  Pero Lyno tenía razón, nadie querría a una mujer tan fea como ella. Si quería alguien a su lado, debería creársela.
Cuando las lágrimas se acabaron un fuerte sentimiento anidó en su corazón. Crearía un hombre tan hermoso que ni Lyno podría comparársele.  Sería tan perfecto que todos suspirarían al verlo, pero sería de ella, sólo de ella.
Además no se parecería en nada a Lyno, sería totalmente opuesto a él.
Lo hizo de una altura que superaba la media ya que Lyno eraalto pero no demasiado.
 Lo hizo con cuerpo fibrado ya que Lyno poseía un cuerpo fino, andrógino.
Lo hizo con el pelo tan negro como la noche ya que Lyno lo tenía dorado como el día.
Lo hizo con ojos dorados, para que fueran mucho más llamativos que los verdes de Lyno.
Lo hizo con piel oscura como la tierra ya que Lyno la tenía clara como la nieve.
Su rostro era más varonil que el de Lyno, reflejaba fuerza y sensualidad.
Carla ideó un sello mágico especial para su mejor creación,le hacía más real que a ninguna de las muñecas que había creado jamás.
Le llamó Garlan.
Cuando lo terminó lo convirtió en su ayudante en el taller. Le trataba como si fuera un ser vivo, le hablaba e incluso le ponía un plato en la mesa aunque no comiera.
 Durante ese tiempo Carla fue feliz, le sentía como su único compañero y amigo.  Así que un día decidió ir a pasear por la ciudad con él. La gente se maravillo a su paso. Todos pensaban que era un hombre real, pero cuando Lyno los vio supo de inmediato la verdad; vio a ese muñeco perfecto, más hermoso que él, él mismo podría haberse enamorado si el sentimiento de celos no hubiera sido más fuerte.
Arrancó a Carla del brazo de Garlan y la tiró al suelo.
“Realmente te has tenido que fabricar una pareja, eres patética.
No te mereces tener algo tan hermoso.”
La gente se indignó al saber que era un muñeco, muchos desearon adquirirlo.
Acosaron a Carla hasta la saciedad, intentaron robarlo.Carla tuvo que encerrarse en su casa.
Reforzó las protecciones mágicas y abrazó a Garlan con lágrimas en los ojos.
“Todos tienen razón, nadie puede quererme siendo como soy,si tú fueras real no estarías conmigo, estoy segura. Debería haberte hecho tan feo como yo…”
El sello que había usado Carla para animar a Garlan era muy especial y antiguo, lo había encontrado en uno de los libros de su abuelo.Carla no sabía que en realidad ese sello daba vida real a los objetos inanimados, pero para que el sello funcionara por completo, el que había animado al objeto debía creer que este estaba realmente vivo.  Esa fe era la que le daría la vida total y la fabricante de muñecas lo había hecho con Garlan.
Sufría por Carla, él era un muñeco y no entendía cosas como la belleza. ¿Qué importancia tenía que una nariz tuviera una forma u otra, que unos dientes estuvieran rectos o torcidos, que los ojos fueran más pequeños o grandes?¿Qué  importaba todo eso?,¿ Acaso no eran nariz, dientes, y ojos igual?  
Él sólo entendía de sentimientos, que era lo primero que había captado cuando el sello le dio la vida.
Carla era dulce, le gustaba hablarle a todas sus muñecas,les decía cosas bonitas, les tarareaba canciones. Siempre sonreía a las niñas que venían a comprarle muñecas baratas. Carla era hermosa, quiso decirle que era la más hermosa de todas.
Garlan le devolvió el abrazo como lo haría un hombre y no una muñeca, le limpió las lágrimas con sus oscuros labios y se lo dijo.
Nadie sabe qué pasó esa noche, pero al día siguiente el taller de muñecas mágicas estaba cerrado y vacío.
Décadas después llegó una mujer de piel oscura, ojos dorados y nariz torcida acompañada de un extraño enmascarado,  que reclamó el taller y aún sigue allí fabricando muñecas mágicas como las de Carla.

Blog Widget by LinkWithin

Sobre el blog

Bienvenidos al Templo del Ocaso...


Este es un pequeño santuario dedicado a la inspiración literaria; hogar de pequeños relatos que varias autores queremos dar a conocer al mundo y que esperamos sea del agrado de nuestros visitantes.

Así que sientanse en libertad de leer y viajar a través de nuestras historias; esperamos que cada linea los una más a nuestro trabajo, y que nos acompañen a través de ésta experiencia.


Contacta con Nosotros

Si queréis decirnos algo, podéis hacerlo en este mail

templodelocaso@hotmail.com

Copyright

IBSN: Internet Blog Serial Number 429-80-776-91 Los relatos aquí publicados pertenecen a sus respectivos autores.Queda prohibido el uso total o parcial del contenido de este blog sin el permiso de los autores.

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Free counter and web stats * TopOfBlogsWriting Blogs - BlogCatalog Blog Directory Blogs con EÑE Templo del Ocaso

Crea tu insignia

Afiliados

Editora Digital Nimphie Image Hosted by ImageShack.us Powered by BannerFans.com Create your own banner at mybannermaker.com! Akasha Valentine

El Blog de Mavya PhotobucketCreate your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

Los relatos de Vaeneria
Create your own banner at mybannermaker.com!
Mas allá de la Eternidad...

¡Afilianos! Copia nuestro código y déjanos un mensaje en el Tagboard con un link a tu sitio.

Para el cursor del ratón sobre la zona de texto y cópialo. Aunque no lo veas ya que la letra es en color blanco por defecto, el texto está ahí y lo verás al copiarlo.

Seguidores

Déjanos un Comentario :)

Las Escribanas del Templo han enviado a una mensajera: